3 comentarios

Shibui, el sabor de los sentidos

IMG_1364

Cuando viajé a Londres hace 3 años, probé por primera vez el sushi y tengo que decir que no me gustó nada. En aquel entonces ya había muchos restaurantes japoneses en la ciudad de las mil caras pero aquí, o mejor dicho, en BILBAO (y con mayúsculas), solamente estaba comenzando a llegar “la invasión de los sushis”. Tres años más tarde puedo afirmar que hoy en día es posible disfrutar de una buena cocina tradicional japonesa en esta ciudad y una de ellas es de la mano del maestro Kazutoshi Komuta. La invasión de los sushis a Bilbao (restaurantes como Mao, Miu, Sumo…)  ya ha llegado y tengo que decir que a día de hoy me apasionan estos rollitos de arroz, pescado y alga nori.

El restaurante Shibui lleva ya dos años abierto en Bilbao y trece en Barcelona. Razón de que lo están haciendo bien. El restaurante llama la atención desde fuera con una puerta enorme de hierro y una iluminación impresionante. Una vez dentro sigue el festín visual (cuerdas en el techo paredes impresionantes y una perfecta iluminación) que no deja de sorprenderte durante toda la velada (y es que hasta el WC mola mogollón)

IMG_1281

IMG_1283

Detalle WC

Detalle WC

Ahora viene lo importante: el festín al paladar. Disponen de dos cartas. una especial para el sashimi /sushi (con una gran gama para elegir entre maki, nigiri, temaki, uramaki…)  y otra más convencional (entrantes, arroces, pescados, carnes…..).

IMG_1288

IMG_1297 1De primero queríamos elegir algo de la carta de sushi. Al pedir recomendación al camarero nos dio la opción de pedir mitad raciones, así podríamos probar más cosas y nosotros no lo dudamos. Me parece una buena idea el poder pedir mitades. Nos decantamos por el  Tataki Uramaki y el Spice Tuna. El primero es un uramaki de langostino tempurizado con láminas de aguacate y atún en tataki y el segundo es un uramaki de tártar de atún picante. Nos encantaron los dos, tenían mucho sabor y personalidad cada uno de ellos.

Para entre medias y para llenar el estomago (algo que nos cuesta mucho a los dos comensales xD) pedimos un arroz salteado con carne de cerdo y col picante: Kimuchi Yamikeshi; también por recomendación del camarero. El arroz, un cereal tan humilde como es éste, estaba co-jo-nu-do. La carne de cerdo y la col picante les daba un gusto increíble, algo que nunca antes habíamos probado.

IMG_1367 De segundo pedimos Toro Tataki o diciéndolo de otra forma: ventresca de atún braseada. Cuando se trabaja con buena materia prima los resultados siempre son buenos y si además la cocción está en su justo punto que decir… sabor, jugosidad, frescura… un regalo para nuestro paladar. IMG_1353 copia De postre Canutillos de piña rellenos de crema de umeshu y helado de sesamo. El umeshu es un licor japonés que se elabora macerando el fruto del Prunus mume o ume (albaricoque japonés o ciruela china) cuando aún está verdes en alcohol y azúcar. (gracias wikipedia). Tardaron un poco en traerlo y la tardanza se reflejaba en el plato. Los canutillos se derritieron un poco. El postre tenía muchos matices, sabores que nuestro paladar nunca había degustado y quizá fue lo que menos nos gustó de toda la cena.

IMG_1436 copiaIMG_1433

Todo esto lo marinamos con un Chardonay D.O. Costers del Segre (perfecto para pescados, arroces…)

Sé que existe la posibilidad de comer en la barra, ya que disponen de un menú especial para este lugar. El restaurante Shibui cuenta con un comedor privado, con capacidad para unas 25 personas. También tiene su zona de coctelería con intención de poder tomar un coctel con productos japoneses después de una buena comida/cena.

11

La cena me gustó mucho, degustar de una comida japonesa en un ambiente muy “chic”. El precio de esta cena (solamente con tres platos y un postre para 2 personas) fue casi 80 euros, quizá sea un poco alto pero creo que si vamos al Shibui ya sabemos a donde vamos: un restaurante de vanguardia, actual, minimalista y con las mejores materias primas; y todo esto se paga, en nuestro caso fue un placer pagarlo.

PRECIO: 78 euros 2 personas.

Mas información en:

Anuncios


3 comentarios

Restaurante El txakoli (Artxanda)


Normalmente cuando salgo fuera a comer me suele gustar ir a esos tipos de restaurantes en los que preparan comida diferente a la que habitúo a comer en casa pero siempre hay excepciones y esta fue una de ellas. Vivimos muy cerca de Artxanda y más de una vez solemos darnos una vuelta para observar desde allí El Botxo. Para el que no sepa que es El Botxo, puedo decirte que su significado sería “el agujero” y eso mismo es Bilbao ya que está rodeada por montañas siendo Artxanda una de ellas. Desde este monte, conocido como el “Pulmón” de Bilbao, se puede ver El Guggenheim, las torres Izosaki, el puente Zubizuri y el Casco Viejo al fondo.

1

El restaurante El Txakoli cuenta con tres comedores. Sus especialidades son el Bacalao al Pil-Pil, las Kokotxas de Merluza en Salsa Verde y el Solomillo al Foie sobre Tosta Hojaldrada. En este video puedes ver como funcionan dentro de la cocina.

Nada mas entrar al comedor nos invade un olor muy agradable. La atención es estupenda, camareros muy correctos, con una vestimenta impecable y mesas con manteles y servilletas de tela, que ¡oye! para ser un menú del día se agradece mucho. De primero nos decidimos por las alubias rojas y la lasaña de carne. Las alubias las sirven con su “perolo” como tiene que ser. Esto nos encanta ya que somos de muy buen comer… jeje.

Alubias rojas

Alubias rojas

6

Lasaña mixta

De segundo elegimos el begiandi en su tinta y los pimientos rellenos de carne. El begiandi o begihaundi  es un tipo de calamar que destaca, como su propio nombre vasco bien lo indica, por sus grandes ojos. Aunque los chipirones estaban ricos a mí especialmente me recordaron a los de lata. Los pimientos rellenos estaban deliciosos aunque su relleno era el mismo o muy similar a el de la lasaña y se hacía un poco repetitivo el sabor.

Begiandi en su tinta

Begiandi en su tinta

Pimientos rellenos de carne

Pimientos rellenos de carne

Siempre he pensado que el postre es algo a lo que no se le da la suficiente importancia y creo que es imprescindible dedicarle empeño para tener esa sensación de haber comido bien. En este caso así fue, ¡un postre 10! El puding estaba para chuparse los dedos y el chocolate le daba su toque.

Puding con chocolate caliente

Puding con chocolate caliente

PRECIO: 13€ + IVA o lo que es lo mismo: 14,3€

Mas información en:


2 comentarios

BASCOOK

bascook

Primera vez en Bascook.

Cuesta encontrar el restaurante, ya que se encuentra sumergido en un antiguo almacén de sal en la calle Barroeta Aldamar de Bilbao. En la entrada podemos observar, y si queremos también comprar, varios tipos de sal, entre otras cosas.

Es importante reservar antes porque suele tener lista de espera. Bascook 3.0 está a la última a lo que redes sociales se refiere ya que en el facebook disponen de un sistema de reserva de mesa exclusivo a sus fans.

  • Así lo cuentan ellos: Simplemente una vez estés en la página y tras hacer click en “Me gusta”, en la parte superior izquierda de la página haces click en “Reserva mesa en Bascook”. Envías la fecha en la que quieres visitarnos y el número de comensales y nosotros nos encargamos de buscarte la mejor mesa y del brindis 3.0. Eating & Alai!!

El local es subterráneo y cuenta con una luz bastante tenue pero suficiente para disfrutar de una gran velada. El diseño del local, con mesas de madera, paredes de piedra y metales oxidados crea un ambiente cómodo y agradable. Nada mas llegar nos atienden rápido y nos sentamos en una de las mesas. Los camareros son muy atentos, ayudan con la elección y dedican unos minutos a explicar el contenido de los platos.

bascook3 copia

La carta llama la atención nada mas verla, por su original formato que simula un periódico. Además, la estructura de esta sale de lo común ya que consta de tres partes: la parte (V)egetariana, la de km9 (platos de la tierra), y la de Travelling Mundutik (platos con toque internacional).

Si vais entre semana tenéis la opción de comer un menú de dos platos de la carta y postre por tan solo 23€. Creo que es una buena opción y calidad/precio merece mucho la pena. Por poner una pega, decir que los platos que incluye este menú son limitados (todos aquellos que tienen una estrella en la carta).

carta

De primero elegimos el maki de gilda y tartar de bonito con alegrias y el arroz negro con salsa verde de habitas y huevos de caserío. Que decir de los primeros platos… del 1 al 10 un 10.

El maki estaba bestial. Una explosión de sabores dentro de la boca; alegre, refrescante y con carácter. El arroz también estaba rico, aún con el color tan intenso que tiene, estaba bastante suave de sabor.

Maki de gilda y tartar de bonito con alegrias

maki de gilda y tartar de bonito con alegrias

Arroz negro en salsa verde de habitas y huevo de caserio

arroz negro con salsa verde de habitas y huevos de caserío.

De segundo no podía faltar el bacalao al pil pil, especialidad de Aitor Elizegi (chef del Bascook) y para muchos mejor cocinero de bacalao al pil pil de Euskadi. A decir verdad, no fue el plato que más me gustó, quizá porque iba ya con muchas expectativas. Habrá que darle otra oportunidad!

bacalao bascook

bacalao al pil pil

La Txerri miso burguer con mousaka de papada y berenjena brasa nos gusto mucho. La carne en su punto, tenía un sabor potente, especiado y estaba muy jugosa.

Txerri miso burguer y + mousaka de papada y berenjena brasa

Txerri miso burguer con mousaka de papada y berenjena brasa

De postre nos decantamos por el Tatín de manzana, royale de vainilla y helado de caramelo. Creo que perdió un poco de tiempo en la cocina ya que el helado vino un poco derretido. Quizá sea el postre lo que menos me gustó.

Tatín de manzana, royale de vainilla y helado de caramelo

Tatín de manzana, royale de vainilla y helado de caramelo

Mas información en: