1 comentario

Oktoberfest

Cuando decidí crear el blog hace como un mes, tenía claro cuales iban a ser los objetivos de éste. Por una parte quería publicar las recetas “made in” en mi propia casa y por otra poder compartir los diferentes buenos restaurantes que hay por mi zona. Cuando digo buenos quiero decir que desde el primer momento tenía claro que no iba a publicar nada que no me gustase o agradase. Pienso que toda cocina puede tener un mal día por varias circunstancias y dar un servicio flojo.

recinto

recinto

Pero ha sido ir a Oktoberfest y dejar a un lado mi claro objetivo. Creo que en este caso y al no estar ya en Bilbao (es una fiesta temática con gira por todo el estado) no les influya en ningún sentido mi crítica. Fuimos un día entre semana, un lunes. No había mucha gente y tenían muchas frankfurt– dígase salchichas- a la vista de todos. Tengo que decir que quizá no sea la persona apropiada para opinar sobre una fiesta como ésta que más que nada se centra en la cerveza ya que a mi no me gusta la cerveza, pero aunque me gustase no disponían de todas ellas. Desde el primer momento el servicio fue pésimo, nos atendieron mal y nos cobraron todavía peor, nos sirvieron cosas que no habíamos pedido y metieron todo el cañero de cerveza dentro de la jarra (argggg). No solo esto, si no que la jarra tenía toda la marca de un pintalabios. (doble argg) La comida estaba fría, el puré de patata era polvo con agua sin sal y la col que decir…

Frankfurt

Frankfurt

Primero tuvimos que quejarnos porque lo que teníamos delante no era lo que habíamos pedido, después tuvimos que levantarnos de nuevo para quejarnos de lo frías que estaban las famosas Frankfurt (creo que no estaban ni pasadas por la plancha). Todo esto con malas caras al otro lado de la barra… En fin, aparentemente podían haber dado mejor servicio ya que no tenían casi trabajo.

A la siguiente tendremos que ir a la ciudad bávara de Múnich a vivir la verdadera fiesta de la cerveza.

Más info en: Oktoberfest


3 comentarios

Restaurante El txakoli (Artxanda)


Normalmente cuando salgo fuera a comer me suele gustar ir a esos tipos de restaurantes en los que preparan comida diferente a la que habitúo a comer en casa pero siempre hay excepciones y esta fue una de ellas. Vivimos muy cerca de Artxanda y más de una vez solemos darnos una vuelta para observar desde allí El Botxo. Para el que no sepa que es El Botxo, puedo decirte que su significado sería “el agujero” y eso mismo es Bilbao ya que está rodeada por montañas siendo Artxanda una de ellas. Desde este monte, conocido como el “Pulmón” de Bilbao, se puede ver El Guggenheim, las torres Izosaki, el puente Zubizuri y el Casco Viejo al fondo.

1

El restaurante El Txakoli cuenta con tres comedores. Sus especialidades son el Bacalao al Pil-Pil, las Kokotxas de Merluza en Salsa Verde y el Solomillo al Foie sobre Tosta Hojaldrada. En este video puedes ver como funcionan dentro de la cocina.

Nada mas entrar al comedor nos invade un olor muy agradable. La atención es estupenda, camareros muy correctos, con una vestimenta impecable y mesas con manteles y servilletas de tela, que ¡oye! para ser un menú del día se agradece mucho. De primero nos decidimos por las alubias rojas y la lasaña de carne. Las alubias las sirven con su “perolo” como tiene que ser. Esto nos encanta ya que somos de muy buen comer… jeje.

Alubias rojas

Alubias rojas

6

Lasaña mixta

De segundo elegimos el begiandi en su tinta y los pimientos rellenos de carne. El begiandi o begihaundi  es un tipo de calamar que destaca, como su propio nombre vasco bien lo indica, por sus grandes ojos. Aunque los chipirones estaban ricos a mí especialmente me recordaron a los de lata. Los pimientos rellenos estaban deliciosos aunque su relleno era el mismo o muy similar a el de la lasaña y se hacía un poco repetitivo el sabor.

Begiandi en su tinta

Begiandi en su tinta

Pimientos rellenos de carne

Pimientos rellenos de carne

Siempre he pensado que el postre es algo a lo que no se le da la suficiente importancia y creo que es imprescindible dedicarle empeño para tener esa sensación de haber comido bien. En este caso así fue, ¡un postre 10! El puding estaba para chuparse los dedos y el chocolate le daba su toque.

Puding con chocolate caliente

Puding con chocolate caliente

PRECIO: 13€ + IVA o lo que es lo mismo: 14,3€

Mas información en:


9 comentarios

Restaurante Las Palmeras

Palmeras

Palmeras

Ha sido una gran sorpresa descubrir este pequeño restaurante familiar. Es difícil pasar por la carretera Urduliz-Plentzia y no fijarse en las dos palmeras que presiden este bar/restaurante (se encuentra junto al cruce de acceso al Abanico de Plentzia).

Lo que más me ha gustado del restaurante es que dan prioridad a los productos de temporada y  la materia prima que utilizan es de los pequeños productores de la zona, algo que es de tener en cuenta cuando elegimos lo que comemos.

Entrar en él es llenarse de armonía, los detalles están muy cuidados con un estilo rústico y casero que da la sensación de estar en nuestra propia casa.  Podemos comer dentro o fuera ya que dispone de una terraza en la que se puede comer/cenar o simplemente tomar algo.

Detalles

Detalles

Nada mas llegar nos atienden amablemente y nos invitan a sentarnos. Al momento de sentarnos nos traen la carta junto con dos chupitos y un par de croquetas riquísimas. ¡Parece que empezamos bien! 😀

Aperitivo

1

Nuestra elección ha sido la ensalada de tomate y brotes tiernos con lascas de idiazabal y el risotto de setas y champis con tacos de bacalao.

La ensalada estaba muy rica; con buena cantidad de queso, ¡si señor! Esto pinta muy bien… El risotto estaba delicioso, con mucho sabor y esta vez también con cantidad generosa de bacalao y setas.

2

ensalada de tomate y brotes tiernos con lascas de idiazabal

 

IMG_0749De segundo nos hemos decantado por las carrilleras de ternera estofadas al vino tinto y los escalopines de bonito con salsa de pimientos asados. El plato de carne era bastante contundente pero con un sabor y una textura increíble. El pescado estaba en su punto.

 

IMG_0763

 

IMG_0767

Por último los postres. Es difícil que esté la tarta de queso entre la carta de los postres y no la elija ; y esta vez no va iba a ser menos. La tarta de queso es uno de mis postres preferidos, tengo siempre el cuidado de preguntar si es casera o no, ya que me he llevado más de una sorpresa. La tarta de queso de Las Palmeras cumplía el requisito para entrar en mi estomago y es que no cabía la menor duda de que esta iba a ser casera. La tarta me ha gustado, bien horneada y con un sabor a queso muy rico y gradual; aún así, entre medio entran los gustos de cada uno y a mí personalmente no me gusta el sirope ni nada que se le parezca; prefiero una mermelada dulce o simplemente nada.

La Panna Cotta de chocolate ha sido la primera vez que la probaba y me ha gustado mucho. Este postre originario de la región italiana del Piamonte se elabora a partir de nata o leche, azúcar, ingrediente principal (en este caso chocolate) y gelatificantes. De presencia podría decir que se parece al flan, aunque de sabor y de textura nada tiene que ver. El Panna Cotta carece de huevos y tiene una textura más parecida a la gelatina.

IMG_0777

IMG_0774En conclusión puedo decir que es un restaurante que recomiendo al 100%.

Espero volver pronto.

PRECIO: 24€ dos menús.

Mas información en:


2 comentarios

BASCOOK

bascook

Primera vez en Bascook.

Cuesta encontrar el restaurante, ya que se encuentra sumergido en un antiguo almacén de sal en la calle Barroeta Aldamar de Bilbao. En la entrada podemos observar, y si queremos también comprar, varios tipos de sal, entre otras cosas.

Es importante reservar antes porque suele tener lista de espera. Bascook 3.0 está a la última a lo que redes sociales se refiere ya que en el facebook disponen de un sistema de reserva de mesa exclusivo a sus fans.

  • Así lo cuentan ellos: Simplemente una vez estés en la página y tras hacer click en “Me gusta”, en la parte superior izquierda de la página haces click en “Reserva mesa en Bascook”. Envías la fecha en la que quieres visitarnos y el número de comensales y nosotros nos encargamos de buscarte la mejor mesa y del brindis 3.0. Eating & Alai!!

El local es subterráneo y cuenta con una luz bastante tenue pero suficiente para disfrutar de una gran velada. El diseño del local, con mesas de madera, paredes de piedra y metales oxidados crea un ambiente cómodo y agradable. Nada mas llegar nos atienden rápido y nos sentamos en una de las mesas. Los camareros son muy atentos, ayudan con la elección y dedican unos minutos a explicar el contenido de los platos.

bascook3 copia

La carta llama la atención nada mas verla, por su original formato que simula un periódico. Además, la estructura de esta sale de lo común ya que consta de tres partes: la parte (V)egetariana, la de km9 (platos de la tierra), y la de Travelling Mundutik (platos con toque internacional).

Si vais entre semana tenéis la opción de comer un menú de dos platos de la carta y postre por tan solo 23€. Creo que es una buena opción y calidad/precio merece mucho la pena. Por poner una pega, decir que los platos que incluye este menú son limitados (todos aquellos que tienen una estrella en la carta).

carta

De primero elegimos el maki de gilda y tartar de bonito con alegrias y el arroz negro con salsa verde de habitas y huevos de caserío. Que decir de los primeros platos… del 1 al 10 un 10.

El maki estaba bestial. Una explosión de sabores dentro de la boca; alegre, refrescante y con carácter. El arroz también estaba rico, aún con el color tan intenso que tiene, estaba bastante suave de sabor.

Maki de gilda y tartar de bonito con alegrias

maki de gilda y tartar de bonito con alegrias

Arroz negro en salsa verde de habitas y huevo de caserio

arroz negro con salsa verde de habitas y huevos de caserío.

De segundo no podía faltar el bacalao al pil pil, especialidad de Aitor Elizegi (chef del Bascook) y para muchos mejor cocinero de bacalao al pil pil de Euskadi. A decir verdad, no fue el plato que más me gustó, quizá porque iba ya con muchas expectativas. Habrá que darle otra oportunidad!

bacalao bascook

bacalao al pil pil

La Txerri miso burguer con mousaka de papada y berenjena brasa nos gusto mucho. La carne en su punto, tenía un sabor potente, especiado y estaba muy jugosa.

Txerri miso burguer y + mousaka de papada y berenjena brasa

Txerri miso burguer con mousaka de papada y berenjena brasa

De postre nos decantamos por el Tatín de manzana, royale de vainilla y helado de caramelo. Creo que perdió un poco de tiempo en la cocina ya que el helado vino un poco derretido. Quizá sea el postre lo que menos me gustó.

Tatín de manzana, royale de vainilla y helado de caramelo

Tatín de manzana, royale de vainilla y helado de caramelo

Mas información en: